La medicina natural es maravillosa. Te asombraría saber cuántas plantas pueden curar diferentes enfermedades, dolores, heridas y otros padecimientos. Por ejemplo, junto al tratamiento con los factores de crecimiento, el empleo del aloe vera es una de las vías para potentes para la regeneración de la piel en casos de estrías, arrugas, quemaduras, cicatrices, etc. Pero sus aplicaciones no terminan ahí. El aloe vera elimina las manchas de la piel, la calma después del afeitado o depilación, ayuda a desinflamar las encías, a la reducción de las varices y con las úlceras de estómago.

 

Y mencioné los factores de crecimiento porque de verdad que cada vez están siendo más empleados en diversos tratamientos. Por ejemplo, los factores de crecimiento plaquetarios, proteínas que promueven el desarrollo de los tejidos, son muy empleados en el tratamiento de los padecimientos de la piel. El plasma rico en plaquetas, obtenido a partir de la sangre del propio paciente, contribuye a la reparación de los tejidos reduciendo los plazos y mejorando la calidad de las cicatrices.

 

También los factores de crecimiento hoy día se están empleando para tratar enfermedades hematológicas y oncológicas, como  la leucemia, la granulocitopenia, los síndromes mielodisplásicos, la anemia aplásica y los trasplantes de médula ósea.

 

Pero volviendo al tema de las plantas medicinales, te dejo por acá un pequeño listado de algunas plantas y su uso medicinal que espero te sea útil:

 

-Menta: sirve para los dolores de estómago, tiene gran poder digestivo, y sirve para estimularnos y activar nuestro cuerpo. Además, ayuda con los dolores de cabeza y a calmar los dolores de muela.

-Albahaca: su contenido en eugenol y ácido romarínico impulsan la producción de dopamina y serotonina, sustancias que producen energía, y un efecto de felicidad y bienestar. Ayuda a quitar el dolor de cabeza  y a fortalecer el cabello.

-Gengibre: maravilloso para calmar los síntomas de las malas digestiones, náuseas y dolor de estómago. Esta planta tiene poder antiiflamatorio y analgésico, de ahí que sirva para calmar dolores de cualquier tipo.

-Orégano: estupendo para combatir los dolores provocados por el periodo menstrual. También ejerce acción relajante en los músculos. Es muy útil en infusión para aliviar la tos y aliviar los dolores del reumatismo.

-Cilantro: eficaz para eliminar toxinas acumuladas de nuestro organismo. La expulsión de estas toxinas favorece la correcta función de los órganos, elimina la fatiga y los dolores en las articulaciones.