Lamentablemente, tal y como se menciona en estafas ventageneradores, los estafadores actuales, ya no tienen piedad de nada ni de nadie. Lo mismo pueden hackear una red bancaria, timar a una compañía de seguros médicos o fácilmente robar el dinero que una ONG ha reunido durante todo un año para su lucha contra la violencia hacia mujeres y niñas.

Es importante que todos y todas conozcan, cuales son las principales acciones que desarrolla una persona fraudulenta, para así ser menos ingenuos y combatir toda acción, que tenga como fin robar nuestro dinero inescrupulosamente. Por ejemplo, es usual que los estafadores de sitios webs de venta, utilicen determinada información de las relaciones entre internautas. Muchas veces los timadores crean cuentas falsas que utilizan para acercarse a la persona que pretenden robarle. Una vez hagan cometido el delito, abandonan o cierran este perfil y no hay forma de seguirle la pista.

Por su parte, el fraude a las ONGs dada su naturaleza múltiple, obliga al estafador a combinar procedimientos de robo, los cuales pueden ir desde falsificación de identidad, así como de documentación legal. A veces llegan a formar parte del mismo equipo de trabajo.