La mayoría de las personas que deciden acudir a una consulta de terapia de pareja es porque consideran que necesitan ayuda, y este es precisamente el primer paso para entender que necesitamos ayuda en el matrimonio o simplemente en nuestra relación.

También es importante que sea una decisión tomada por ambos, lo cual nos dice que los dos entienden que necesitan esa ayuda especializada. Por ahí entonces ya se comienza bien, pues entender que debemos asistir a la terapia es el primer paso para aceptar lo que allí se debata.

Cuando uno conoce que presenta dificultades con su pareja y decide asistir solo a la terapia, poco o ningún problema va a resolver, pues por lo general es asunto de dos, y solo entre los dos se podrá buscar un camino o una solución a esa cuestión.

Lo otro está en asumir de forma consciente se nos diga en la terapia y ser sinceros con uno mismo, con nuestra pareja y con el psicólogo o especialista que nos esté prestando ese servicio, de lo contrario este no será capaz de colaborar.

Así es que si entiendes que tienes problemas con tu pareja y consideras que un especialista en una terapia los puede ayudar, no lo dudes más, asiste, quizás esa sea la solución a una relación para toda la vida.