Por desgracia, o por suerte, la juventud no es eterna. El mito de Dorian Grey es solo eso. Por tal razón hay que tomar sabias decisiones en la juventud para después no arrepentirnos en la vejez. Algo muy importante para una calidad de vida a largo plazo es hacer ejercicios. Si quieres empezar ahora mismo es aquí donde puedes comprar cintas de correr que te serán de mucha utilidad para que tengas un cuerpo sano y, por ende, una vejez más fácil.

En la adultez mayor comienzan a salir todos los achaques que el cuerpo ha ido acumulando secretamente a lo largo de los años. Esto es normal. El envejecimiento es un proceso que uno se lo siente. Pero está probado que las personas que practican ejercicios físicos la pasan mucho mejor de ancianas.

De hecho, en esta etapa de la vida también se pueden hacer ejercicios. Conozco de grupo de abuelos y abuelas que se reúnen cada mañana en un parque para hacer ejercicios con la guía de una especialista en geriatría.

Con la vejez no se pueden perder las ganas de vivir. Al contrario, hay que disfrutar de tanta experiencia acumulada. Esta es una linda etapa en la vida de una persona.