El turismo en Europa cada vez es más ecologista, por suerte. También hay que decir que por voluntad política se han establecido muchas alternativas para que los turistas se acojan a esta modalidad. Muchos viajeros se mueven por las ciudades gracias a las bicicletas eléctricas Winora Radius Plain. Este es un modelo que está teniendo mucho éxito, sobre todo en las rutas urbanas.

Y la verdad es que no hay mejor manera de conocer una ciudad que hacerlo a pie o en bici. Y no saber montar bicicleta no es un impedimento para nadie, porque se aprende en un dos por tres. Y una vez que uno sale andando, todo está bien.

Este modelo de cicloturismo, como se le llama, se ha exportado a otras partes del mundo. Aunque todavía esta consciencia ecologista no es una norma, hay que decir que al menos una parte de la sociedad ya entiende la importancia de cuidar el entorno como sujetos activos. El cicloturismo es una manera excelente de aportar a esta causa.

Y las bicicletas eléctricas modernas como la winora son ideales para esto. Es cuestión de no cejar en el empeño y unirse a las campañas que promueven el uso de la bicicleta.